07/10/16 Palazón: “Es preocupante la escasa financiación que está recibiendo nuestro sistema”

es-preocupante-la-escasa-financiacion-que-esta-recibiendo-nuestro-sistema

Salvador Palazón reunido con el jefe de Servicio de Gestión, Prospectiva y Servicios Públicos, Juan Vicente Climent, y la jefa del Servicio de Calidad de la Educación Superior e Innovación, Reyes Giner.

Hace poco más de un año que Salvador Palazón, catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Alicante, aceptó el reto de liderar la AVAP como nuevo director general. Ahora hace balance de estos últimos meses y revela cuáles son los actuales desafíos de la Agència y del sistema valenciano de educación superior.

¿Cómo valora este primer año al frente de la Agència?

Mi valoración es muy positiva porque hemos recibido el apoyo de todas las universidades al conjunto de propuestas que les hemos planteado y, además, hemos conseguido que la Red Europea de Agencias de Calidad (ENQA) haya aceptado a la AVAP como afiliada. Esto supone un primer paso para el reconocimiento internacional de la Agència y a la labor que esta desempeña a diario. La verdad es que he de agradecer a todo el equipo humano que conforma la Agència su compromiso y esfuerzo diario para que todo funcione como espera el Sistema Valenciano de Ciencia y Tecnología, y no defraudemos las esperanzas que este ha puesto en nosotros.

Recientemente el Comité de Dirección de la AVAP aprobó el nuevo protocolo de Renovación de la Acreditación de títulos de grado y máster, uno de los retos de la AVAP hace un año. ¿Cuáles son los próximos desafíos de la Agència en materia de educación superior?

Los desafíos son numerosos, pero tenemos que priorizar los más importantes, sobre todo por lo que les pueda preocupar a las universidades. En ese sentido, vamos a modificar los protocolos de evaluación para el seguimiento de los títulos de grado y máster, así como aprobar los protocolos de evaluación para la reacreditación y de seguimiento de los documentos de doctorado.

No obstante, para un funcionamiento óptimo de la AVAP, es necesario también que su plantilla se adapte al panorama en el que nos movemos y, por tanto, que incorpore personal técnico que ayude a mejorar la calidad de los informes y documentos que se elaboran desde la Agència.

También queremos conseguir que la Agència pase de la condición de afiliada a ENQA a la condición de socia de pleno derecho. Y que, con ello, podamos conseguir nuestra inscripción en el Registro Europeo de Agencias de Calidad. Esto último, además de reforzar nuestro papel como agencia y nuestro reconocimiento internacional, nos va a permitir asumir funciones que ahora no podemos desempeñar, como, por ejemplo, la verificación de títulos.

Los nuevos Estándares y Directrices de Garantía de la Calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior dan mayor protagonismo al papel del estudiante en los procesos de evaluación de la calidad. ¿Cómo está trabajando la AVAP este aspecto?

Queremos abordar una mayor implicación del colectivo de estudiantes de las universidades valencianas y, en este sentido, estamos buscando las fórmulas para constituir un Comité de Estudiantes de la AVAP que nos permita conocer de primera mano las inquietudes, las formas en las que podemos colaborar y en las que, de alguna manera, también ese colectivo pueda ayudarnos a difundir la importancia de la implicación del alumnado en los procesos de la garantía de la calidad de la educación superior entre sus compañeros y compañeras.

El sistema universitario de la Comunitat Valenciana es el tercero con mayor rendimiento de España. ¿Qué cree que se debe mejorar para seguir cosechando buenos resultados?

Hay dos temas fundamentales para cualquier sistema de ciencia y tecnología y de educación superior que se precie: la financiación y los recursos humanos. En este sentido, es preocupante la escasa financiación que está recibiendo nuestro sistema, no solamente porque la Generalitat Valenciana no reciba las aportaciones que corresponden sino porque, además, desde las políticas sectoriales que se hacen desde el Gobierno central no se incorporan a la investigación, al desarrollo tecnológico y a la innovación todos los fondos que serían deseables.

En cuanto al personal, las tasas de reposición están generando que universidades y centros de investigación superior no puedan mejorar sus plantillas incorporando a jóvenes talentos o promocionando la carrera profesional de sus investigadores y de su profesorado universitario, lo que supone un verdadero problema.

Si consiguiésemos que estas dos circunstancias mejorasen a corto plazo, podríamos revertir en cierta medida el retroceso que ha experimentado el Sistema Valenciano en los últimos diez años.

Si no se revierte esta situación, ¿cuáles pueden ser las consecuencias?

Cada vez habrá menos recursos y se paralizarán más proyectos. Por otra parte, el talento más joven al que nuestro Sistema ha formado tendrá que buscar expectativas fuera de nuestras fronteras, lo que hará que difícilmente se incorporen posteriormente al Sistema y la plantilla envejecerá todavía más. Esto abocará a una pérdida de talento y de progreso del conocimiento muy importante.

Una de las novedades en la actividad de la Agència de este año es la evaluación de proyectos del plan de I+D+i empresarial del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE). ¿Abre esto la puerta a que la Agència dé servicio en materia de evaluación a diferentes áreas de la Generalitat?

Eso es lo que queremos desde el año 2013. A la Agència le encomendaron la evaluación y acreditación de la calidad de los centros y entidades prestadoras de servicios públicos. Esto incluye las políticas y programas no sólo los organismos autónomos o las agencias dependientes de la Generalitat Valenciana, sino también las propias consellerias. En este sentido, nosotros consideramos que disponemos de la experiencia y de un banco de evaluadoras y evaluadores lo suficientemente amplio para que dé respuesta a muchos campos de actuación de los servicios públicos y de ahí que hayamos ofrecido nuestra colaboración a diversas entidades como pueden ser la Agencia Valenciana de Turismo, el Consejo Valenciano de la Innovación, la Conselleria de Transparencia o la Conselleria de Sanidad. Hemos entrado en conversaciones que esperamos que a corto o medio plazo den sus frutos tanto para la Agència como para estas entidades, que con total seguridad va a repercutir en la mejora de sus políticas y programas, en especial los que tengan que ver con la investigación o la innovación.