14/03/18 Instrucciones sobre el procedimiento para la acreditación institucional

procedimiento-para-la-acreditacion-institucional

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Secretaría General de Universidades, ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Resolución por la que se dictan las instrucciones sobre el procedimiento para la acreditación institucional de centros de universidades públicas y privadas.

La figura de la acreditación institucional de centros de universidades públicas y privadas como alternativa al modelo de acreditación de títulos universitarios oficiales fue introducida en el Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo. La obtención de esta acreditación dota a las universidades de una mayor autonomía y las libera de carga burocrática al poder renovar la acreditación de las titulaciones oficiales que imparten sin necesidad de someterse al procedimiento de renovación de la acreditación por parte de un órgano externo.

De acuerdo con dicho Real Decreto, para poder solicitar la acreditación institucional los centros universitarios deben cumplir necesariamente dos requisitos: haber renovado la acreditación inicial de al menos la mitad de los títulos oficiales de Grado y Máster que imparten y contar con la certificación de la implantación de su sistema de garantía interno de calidad (SGIC).

Protocolo para la certificación de sistemas de garantía interna de calidad de los centros universitarios

La resolución incorpora en su anexo un protocolo como base para que los órganos de evaluación externa inscritos en el registro europeo de agencias de calidad (European Quality Assurance Register, EQAR) desarrollen los procedimientos de certificación de la implantación de los SGIC.

El protocolo establece que la certificación de los SGIC de los centros universitarios “tendrá como objetivo principal generar la suficiente confianza en la institución y en su capacidad para proporcionar una formación que garantice satisfacer las necesidades y expectativas de los estudiantes y de la sociedad. Esta confianza estará sustentada en la transparencia de la información pública y la rendición de cuentas”.

De acuerdo con el documento, los centros universitarios deberán demostrar mediante evidencias que la estructura definida del SGIC y su implantación involucra a los diferentes grupos de interés, especialmente a los estudiantes; que el equipo de gobierno apoya y dota de recursos al proceso de implantación del SGIC y lo revisa; que los indicadores recogidos en el SGIC posibilitan y facilitan el seguimiento, la modificación de la oferta académica y la acreditación de los títulos que imparte el centro y su mejora continua, y que se tienen en consideración aspectos fundamentales del entorno (económico, social y científico), entre otros aspectos.

Además de la documentación aportada por la universidad, el protocolo contempla una visita de un panel evaluador al propio centro, que evidenciará la correcta implantación del sistema y comprobará el cumplimiento de una serie de requisitos recogidos en los Criterios y directrices para el aseguramiento de calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior (ESG): política y objetivos de calidad; gestión del diseño de los programas; impartición de los programas formativos; resultados, y gestión de la información.

La certificación del SGIC tendrá un período de vigencia de cinco años renovable por el mismo período de tiempo. La universidad interesada podrá solicitar la certificación de uno, varios o la totalidad de los centros que integran la institución.